Reconstrucción de clítoris

Reconstrucción de clítoris

La pasada semana la prensa nacional e internacional se hizo eco del éxito obtenido en las primeras operaciones de reconstrucción de clítoris realizadas en España por el doctor Pere Barri Soldevila, responsable del servicio de Cirugía de la Ablación del Instituto Universitario Dexeus, en Barcelona. Según un comunicado del centro, dos mujeres han recuperado la sensibilidad de sus genitales a los dos meses de ser intervenidas. No se ha revelado la identidad de las pacientes, aunque sí que son de origen africano, residen en España y sufrieron la ablación en el primer año de su vida en sus países de origen.

Según ha explicado el doctor Barri, antes de realizar esta intervención es preciso identificar de qué tipo de ablación se trata y estudiar el perfil psicológico de la paciente.  La mujer susceptible de ser operada es el de una adulta de entre 25 y 35 años, consciente la pérdida de calidad de su vida sexual y que ve la cirugía como una forma de integrarse en la cultura occidental y en su percepción de los derechos de la mujer.

reconstruccion-de-clitoris.jpg

En el Instituto Dexeus se ofrece la posibilidad de reconstruir el clítoris a las mujeres inmigrantes que hayan sufrido una ablación parcial a través de una operación quirúrgica que garantiza la recuperación de la sensibilidad en este órgano femenino.  Las operaciones son totalmente gratuítas, ya que se sufragan a través de la Fundación Santiago Dexeus Font; aunque la intención del centro, si se consigue alcanzar una regularidad en el número de operaciones, es llegar a un acuerdo con la sanidad pública y ofrecer el servicio de forma regular y asequible.

Por el momento, el Instituto Dexeus es el único centro en España en practicar este tipo de intervenciónes, aunque no son ninguna novedad. Él doctor Barri Soldevila aprendió la técnica en el hospital Bichat-Claude Bernard de Paris (Francia), cuando hacía prácticas a las órdenes del doctor Pierre Folbes, antiguo colaborador de la Madre Teresa de Calcuta, quien inventó el método como resultado de sus investigaciones sobre la posible regeneración genital femenina, y que ya ha operado a más de mil mujeres con el clítoris mutilado.

La ablación es una práctica muy extendida en África subsahariana y Oriente Medio que, según diversos organismos internacionales, cada año sufren de dos a tres millones de niñas.  Suele hacerse con utensilios rudimentarios y con falta de higiene, por lo que puede provocar infecciones, fístulas, dolor en el coito y desgarros en el parto.

reconstruccion-de-clitoris2.bmp

 A raíz de un viaje que realizó a África en el que descubrió el alcance de esta práctica, el doctor Barri, con dinero propio,  montó una pequeña consulta en Camerún con quirófano incluído y al menos una vez al año se desplaza hasta allí para efectuar operaraciones, no solo de reconstrucción de clítoris, sino de otras complicaciones ginecologicas derivadas de la ablación. Además, desde que abandonó Francia para incorporarse en la unidad de Obstetricia de la Clínica Dexeus, el doctor Barri ha luchado para poder realizar también reconstrucciones de clítoris en España.

La intervención, que dura unos veinticinco minutos, consiste en eliminar el tejido cicatrizado de la zona mutilada y localizar el muñón del clítoris restantes, que se coloca en la parte más exterior posible.  El postoperatorio es bastante rápido y el alta se produce a las 24 horas, aunque la paciente debe someterse a controles quincenales durante los dos primeros meses, tiempo en el que el clítoris se va recubriendo de nueva piel. Se calcula que hasta los tres meses no se convierte en un clítoris normal.

Más sobre Yo Mujer:

NO HAY COMENTARIO

Dejar una respuesta